Gemma Arenas, subcampeona de España de Ultra Trail después de 60 kilómetros: «He llegado eufórica»

Gemma Arenas no para de subir y bajar montañas. Y de colgarse medallas. Hace un mes, en Cazorla (Jaén), la deportista de Almagro (Ciudad Real) fue segunda en el Campeonato de España Ultra organizado por la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (Fedme). Este sábado, después de 60 kilómetros y 3.500 metros de desnivel positivo, se ha proclamado subcampeona de España de Ultra Trail en la competición de la Real Federación Española de Atletismo. En el macizo Penyagolosa, en Castellón, se ha asegurado además una plaza para el Mundial en Tailandia en noviembre, «si se puede celebrar», puntualiza sonriendo nada más llegar al hotel. Arenas, de 43 años, habla por teléfono con frescura después de seis horas y veinticinco minutos de esfuerzo. «He tardado doce minutos menos que el año pasado», aclara a 'ABC'. Y eso que todo no ha sido un camino de rosas en una competición que ganó Marta Molist y en la que Mónica Vives fue tercera. «De primeras, las sensaciones fueron regulares, tirando a mal -reconoce pizpireta-. Mis piernas no fueron bien. Mónica y Marta pusieron el ritmo muy alto, y no me encontré bien. Fui con ellas un rato, pero tuve que bajar el ritmo porque me iban a reventar. Pero, a partir del kilómetro 31, me encontré muy bien, empecé a ir muy cómoda corriendo y pillé a Mónica en el 43. A Marta le recorté varios minutos y sólo me sacó seis minutos en la meta». Gemma Arenas, Marta Molist y Mónica Vives - Sporthg «¡He llegado eufórica a la meta, las piernas las tengo súperbien!», exclama. «¡Jolín!, de ir pensando que no podía, no podía, a cambiar mi carrera sin hacer nada, a empezar a encontrarme bien...», celebra la deportista, feliz por otro acontecimiento. Su marido, Agustín Luján, obtuvo la quinta plaza en una prueba masculina paralela, aunque más larga, de 106 kilómetros y con un desnivel positivo de más de 5.000 metros. Pero la campeona y subcampeona del Mundo no para. La semana que viene, Gemma correrá 50 kilómetros en La Osera, en Paterna del Madera (Albacete), con un desnivel 3.500 metros. La prueba le servirá de preparación para un gran reto el 4 de junio: los 102 kilómetros de la Tenerife Bluetrail, donde también participará su marido, Agustín.

Gemma Arenas, subcampeona de España de Ultra Trail después de 60 kilómetros: «He llegado eufórica»
Gemma Arenas no para de subir y bajar montañas. Y de colgarse medallas. Hace un mes, en Cazorla (Jaén), la deportista de Almagro (Ciudad Real) fue segunda en el Campeonato de España Ultra organizado por la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (Fedme). Este sábado, después de 60 kilómetros y 3.500 metros de desnivel positivo, se ha proclamado subcampeona de España de Ultra Trail en la competición de la Real Federación Española de Atletismo. En el macizo Penyagolosa, en Castellón, se ha asegurado además una plaza para el Mundial en Tailandia en noviembre, «si se puede celebrar», puntualiza sonriendo nada más llegar al hotel. Arenas, de 43 años, habla por teléfono con frescura después de seis horas y veinticinco minutos de esfuerzo. «He tardado doce minutos menos que el año pasado», aclara a 'ABC'. Y eso que todo no ha sido un camino de rosas en una competición que ganó Marta Molist y en la que Mónica Vives fue tercera. «De primeras, las sensaciones fueron regulares, tirando a mal -reconoce pizpireta-. Mis piernas no fueron bien. Mónica y Marta pusieron el ritmo muy alto, y no me encontré bien. Fui con ellas un rato, pero tuve que bajar el ritmo porque me iban a reventar. Pero, a partir del kilómetro 31, me encontré muy bien, empecé a ir muy cómoda corriendo y pillé a Mónica en el 43. A Marta le recorté varios minutos y sólo me sacó seis minutos en la meta». Gemma Arenas, Marta Molist y Mónica Vives - Sporthg «¡He llegado eufórica a la meta, las piernas las tengo súperbien!», exclama. «¡Jolín!, de ir pensando que no podía, no podía, a cambiar mi carrera sin hacer nada, a empezar a encontrarme bien...», celebra la deportista, feliz por otro acontecimiento. Su marido, Agustín Luján, obtuvo la quinta plaza en una prueba masculina paralela, aunque más larga, de 106 kilómetros y con un desnivel positivo de más de 5.000 metros. Pero la campeona y subcampeona del Mundo no para. La semana que viene, Gemma correrá 50 kilómetros en La Osera, en Paterna del Madera (Albacete), con un desnivel 3.500 metros. La prueba le servirá de preparación para un gran reto el 4 de junio: los 102 kilómetros de la Tenerife Bluetrail, donde también participará su marido, Agustín.